Ismael Hilerio, Jr.
Ismael Hilerio, Jr.
Justificado y pecador

La persona detrás del teclado.

 

Hola, me llamo Ismael Hilerio, Jr. Nací en Manhattan, New York y resido en Merchantville, New Jersey. Actualmente, trabajo en Volunteer of America Delaware Valley como Outreach Worker. Soy parte del colectivo Ministerio Reformado Restauración. Mis raíces teológicas vienen desde la Reforma Protestante del Siglo 16 y su declaración doctrinal del Siglo 17, la Confesión de Fe de Westminster, junto con sus Catecismos Mayor y Menor.

Justificado en Cristo y aún pecador.

 

Cristiano por conversión. Presbiteriano Reformado por convicción.

Propósito principal:

  1. Conocer más a Cristo y darlo a conocer.

  2. Ser un esposo paciente y amoroso con mi familia.

  3. Ser un líder dispuesto a instruir bíblicamente a mis amistades y qué trace bien La Palabra de Dios a mis semejantes.

  4. Siendo regido bajo la superintendencia del Espíritu Santo significa de yo estar sometido en la obediencia a Su Palabra—La Biblia, con el fin de glorificar a Dios y gozar de Él para siempre ser conforme a la imagen de Cristo.

Esto haré con la ayuda de mi Padre Celestial.

Crashboat, Aguadilla, Puerto Rico

¿Por qué el nombre Justificado y pecador?

 

Aunque he sido simultáneamente justificado por la sangre y la justicia de Cristo, cuyos pecados: pasados, presente y futuro, fueron perdonados, aún lidio con el pecado que hay en mí. Vivo Confiado y dependiendo siempre en gracia que Cristo es mi Salvador y Abogado ante el Padre intercediendo y orando por mí.

Eso sí es gracia sublime y maravillosa. En que mi perseverancia en la justificación salvadora de la ira de Dios y en la santidad progresiva depende porque Dios persevera su Palabra y su gracia, guardándome de la condenación eterna y del libertinaje.

La expresión tiene su origen en latín, que traducido es: “Simul justus et peccator” y tiene su significado: “simultáneamente justificado y al mismo tiempo pecador”. La expresión la utilizaron Martín Lutero y otros reformadores.